Invecq Consulting

El mejor antídoto para el invierno: capacidad empresarial

Contexto Económico

A días de entrar en el periodo invernal, la economía argentina se encuentra finalizando el primer semestre del año 2017 con sabor a poco. Es cierto que la actividad ya se está recuperando, hay brotes verdes en diversos sectores, la inflación está disminuyendo y también se están apuntalando muchos de los problemas que hay que resolver. Pero también es cierto que muchos desequilibrios macroeconómicos siguen sin corregirse, la recuperación de la actividad se está dando con muy poca fuerza y de manera muy heterogénea entre los sectores, y es una recuperación aún muy poco perceptible para muchos de los actores de nuestra economía.

Diariamente conversamos con colegas economistas, con nuestros consultores, con empresarios de diversos sectores, con empleados de altos rangos de varias empresas y las opiniones son muy distintas respecto a la situación económica que estamos atravesando. Un mes las cosas están bien, el otro mes está todo mal; algunos sectores empujan, otros se contraen; algunas empresas crecen, otras se achican; algunos están optimistas, otros muy pesimistas. Probablemente la realidad se encuentre en algún lugar del medio.

Todos estos síntomas son los propios de la importante transformación macroeconómica que la argentina está viviendo con el cambio de gobierno producido en diciembre 2015. Dicha transformación macroeconómica conjuga dos elementos negativos de vital importancia para todo el sector empresarial.

En primer lugar, a nivel macro, la economía argentina no crece desde el año 2011 producto del agotamiento del modelo económico anterior. El crecimiento acumulado de los últimos 5 años es cero, muy condicionado por el ciclo político. Esto implica indefectiblemente que a muchas empresas les ha caído el volumen de negocios, han perdido niveles de facturación y rentabilidad, y las mas perjudicadas incluso han tenido que afrontar procesos concursales y/o quiebras.

En segundo lugar, a nivel meso, la transformación cambia las reglas de juego generales de la economía modificando su estructura de funcionamiento y reasignando nuevos sectores ganadores y perdedores producto del nuevo modelo. Es así como, por ejemplo, en el periodo 2007-2015 el comercio era uno de los sectores más dinámicos por el excesivo fomento del consumo, pero hoy en día sigue siendo uno de los sectores que mas sigue cayendo. Por el otro lado, por ejemplo, el sector agropecuario era uno de los sectores más castigados del modelo kirchnerista y sin embargo hoy (año 2017) ya está siendo uno de los sectores que más están empujando la actividad.

Este doble condicionamiento es el que explica el colapso y las crisis de muchas de las empresas en el país. Continuamente se habla del gran gen emprendedor de los argentinos, pero poco se dice que esto tiene que ver también con la alta tasa de mortalidad que tienen los emprendimientos y las pymes locales. El emprendedurismo en argentina es más la consecuencia y la respuesta a las crisis que el desarrollo propio de una vocación genética emprendedora.

Cada caída del PBI, cada periodo contractivo del nivel de actividad deja un tendal de miles de empresas quebradas, en su gran mayoría Pymes (pero también grandes) lo cual es sumamente dañino por su efecto “bacteriológico” de contagio por sobre el resto de la economía agudizando y profundizando cualquier ciclo económico contractivo.

Capacidad Empresarial

Con esta realidad, algunas de las preguntas que nos surjan constantemente es ¿Qué es lo que determina que a pesar de las crisis algunas empresas siguen siendo muy rentables? ¿Por qué dentro de un mismo sector hay empresas que ante una misma situación andan muy bien y otras muy mal? ¿Que determina la suerte de quienes serán los ganadores y quienes los perdedores de cada nuevo escenario? ¿Por qué hay empresas tan vulnerables al contexto económico y otras no? ¿Qué podemos hacer para lograr que las empresas tengan una mejor performance ante ciclos recesivos?

Con el fin responder a muchas de estas preguntas desde Invecq hemos venido testeando el desempeño de las empresas y de los empresarios para tratar de entender un poco más que es lo que sucede dentro del sector empresarial y ver como se puede ayudar a mejorar su gestión. A través del Test Invecq de Calidad Empresarial (T.I.C.E.), que se desarrolla a través de un cuestionario de 60 preguntas y cualquier empresario puede responder para identificar cuál es su nivel de desarrollo y calidad empresarial, hemos podido obtener importantes conclusiones al respecto. (Para realizar el Test clik aquí).

Si bien las conclusiones del Test son múltiples, el resultado arrojó una notable correlación entre el nivel de rentabilidad de las empresas y el nivel de capacidad y desarrollo empresarial.

No es el tamaño del mercado, la experiencia de los socios, la antigüedad de la empresa, el nivel de facturación, el producto o el servicio que brinda, ni la marca, ni el volumen de negocio lo que determina la suerte de los negocios, sino la capacidad empresarial para conducir las empresas en un entorno macroeconómico cambiante.

Probablemente la transformación macroeconómica anteriormente mencionada no brinde un escenario de crecimiento fuerte al estilo de tasas chinas como tuvimos en la década anterior por los próximos años. Este escenario de crecimiento anémico y selectivo, inmerso en el siglo XXI altamente competitivo y dinámico, requerirá un gran esfuerzo por parte de los empresarios para poder darle sustentabilidad a sus negocios.

Este nuevo contexto será entonces una excelente oportunidad para que se avance también hacia una transformación de los hombres de negocios hacia el crecimiento y desarrollo empresarial que tanto necesitamos. Tal vez el mejor antídoto para realizar esta transformación y superar la actual coyuntura sea entonces trabajar la capacidad empresarial.

Realizar Test Invecq de Calidad Empresarial (T.I.C.E.)

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.