Resumen semanal
FacebookTwitterLinkedIn

Resumen Semanal: 25 al 29 de mayo

29 de mayo

En la semana se conocieron nuevos datos sobre el impacto en los niveles de consumo que comenzó a tener el Coronavirus desde los primeros días de llegada a la Argentina y la cuarentena implementada para detenerlo. Al igual que en otros países del mundo se observa una fuerte disparidad en las variaciones de ventas de comercios entre los de primera necesidad, como supermercados, y otros como centros de compras o shoppings.

En marzo se identificó un crecimiento real del 10,7% en los supermercados del país y un salto de más del 20% real en los comercios mayoristas de alimentos. uno de los rubros más dinámicos fue el de Almacén, con un crecimiento que casi implicó una duplicación de las ventas nominales respecto al mismo mes del año que viene. Como decíamos este fue un fenómeno que se verificó en gran parte de los países del mundo, como una respuesta precautoria por parte de los consumidores ante la irrupción de la pandemia y los temores de desabastecimiento de productos.

Otra situación, completamente diferente, se vivió en los shoppings que debieron cerrar sus puertas a partir del 20 de marzo. Las ventas en valores constantes tuvieron un desplome del 56,6% en relación al mismo mes del año pasado (período en el cual ya había mostrado una caída del 15,7%). Con seguridad los datos de abril serán mucho peores para los shoppings, pero también es esperable que disminuya la tasa de crecimiento de las cantidades vendidas en supermercados debido a que el sobrestockeo de la población en marzo habría comenzado a corregirse en abril.

Otro frente que mostró números negativos fue el externo, en relación al intercambio comercial de Argentina con el resto del mundo. Luego de que tanto exportaciones como importaciones hayan caído en marzo, en abril las ventas al resto del mundo volvieron a desplomarse, casi 20% en relación al mismo período del año pasado y las importaciones se hundieron 30% interanual. La composición de estos movimientos negativos tuvo elementos tanto de precios como de cantidades, aunque, en ambos casos, el deterioro de los volúmenes exportados fue significativamente mayor que el factor de menores precios. De esta manera, en lo que va del año, las exportaciones son un 10% inferior a las del mismo momento del año pasado, mientras que las importaciones son un 21,5% inferiores. Los precios bajaron más para las importaciones que para las exportaciones, lo que implica un leve mejoramiento de los términos de intercambio para la economía argentina.

Lo relevante es que aún con un superávit comercial abultado (por la mayor caída de las importaciones que de las exportaciones) el BCRA sigue perdiendo reservas. Es por ello que en la semana sacó una nueva resolución limitando aún más el acceso a personas físicas y empresas al mercado cambiario. Ya no serán 30 días la inhabilitación de ingresar al MULC si utilizaron MEP o CCL, sino 90 días. A su vez, empresas que cuenten con activos líquidos de la FAE deberán utilizarlos para el pago de importaciones, no pudiendo acceder a nuevas compras para este fin.

En relación al avance en la negociación de la deuda, el Ministerio de Economía habría puesto a disposición de los bonistas una nueva propuesta para ser analizada. La misma contemplaría menores quitas, cupones más altos y comenzar a pagar intereses en el 2022.

Por último, en el plano internacional, se destaca el avance de la flexibilización de la cuarentena en gran parte de los países de Europa. Alemania es uno de los más avanzados, con reaperturas de casi todos los rubros de la economía, aunque con una capacidad de funcionamiento reducida como consecuencia de la adaptación al nuevo período.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *