Inversiones
FacebookTwitterLinkedIn

Novedosa opción de inversión en Real Estate

5 de julio

La inversión en ladrillos es sinónimo de renta. La opción de capitalizarse a mediano y largo plazo, con un nivel de riesgo acotado, sigue siendo una de las alternativas elegidas por pequeños y medianos ahorristas.

El sector de Real Estate se diversificó en los últimos años sumando a las tradicionales opciones de inversión en casas, departamentos y cocheras, un portfolio cada vez más amplio de pool de renta que incluye desde condo-hoteles y departamentos hasta guarderías náuticas y naves industriales.

En este último segmento, la desarrolladora internacional Taurus Investment Holdings apuesta fuerte a su producto FlexSpace, un nuevo concepto en espacios premium para industrias que brinda al inversor una rentabilidad anual estimada del 15% en dólares, que duplica la generada por inversiones comparables.Se trata de un producto inmobiliario único, que permite integrar oficinas, áreas de producción liviana, laboratorios y warehouse, con plantas libres desde 475 m2, doble altura y pisos de alta resistencia, frente corporativo y contrafrente preparado para operaciones logísticas.
Con los avances tecnológicos, los procesos industriales se volvieron más limpios y eficientes y las empresas comenzaron a desmaterializarse y a requerir superficies más chicas, con más servicios y beneficios.

FLEX capturó esta necesidad y desarrolló un nuevo estilo de naves industriales, con espacios flexibles y modulares, que no existen en un mercado dominado por grandes superficies (superiores a 2.000 m2).
El primer edificio Flex opera desde hace 5 años, con 100% de ocupación e inquilinos fidelizados en el Parque Empresarial Austral, dentro del Campus de la Universidad Austral, en Pilar. En este enclave, uno de los principales corredores industriales del país, donde se genera el 20% de las exportaciones manufactureras de la provincia, se construirán dos nuevas naves industriales. Tendrán 3.500 m2 cada una y demandarán una inversión cercana a los 4 millones de dólares.
El proyecto se está fondeando a través de un fideicomiso al costo, donde los inversores pueden adherirse con una participación mínima de 50 mil dólares. Con la segunda nave 100% suscripta, Flex se encuentra en pleno proceso de búsqueda de inversores para su tercera nave. El principal atractivo que genera este producto es la alta rentabilidad en dólares, factor decisivo en un contexto inflacionario como el argentino; la alta demanda de espacios industriales flexibles que el mercado no está absorbiendo y el respaldo de los socios involucrados en el proyecto donde participa la Universidad Austral y un desarrollador internacional como Taurus, con fuerte presencia en Canadá, Estados Unidos, América Latina, Asia y Europa.

Más información sobre Flex haciendo click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *