Resumen semanal
FacebookTwitterLinkedIn

Resumen Semanal: del 13 al 17 de enero

17 de enero

El INDEC dio a conocer el último dato de inflación del año 2019, el cual marca que Argentina finalizó el año con la mayor inflación en casi 30 años. Tras reflejar una variación del orden del 3,7% en el mes de diciembre, el año cerró con una variación interanual del nivel de precios minoristas del orden de 53,8%. Dentro de este, se destaca que la variación de la inflación núcleo giró en torno al 56,7% y fue levemente contraída por la dinámica de los precios regulados y estacionales cuyas subas fueron de 48,2% y 48,9% de forma interanual.

A su vez, el Instituto difundió los datos sobre la utilización de la capacidad instalada correspondientes al mes de noviembre 2019, último mes de la gestión del gobierno anterior. En dicho mes se alcanzó un 60,7%, es decir, 2,6 puntos por debajo de lo obtenido en el mismo mes del año previo. La refinación de petróleo fue el segmento que mayor capacidad instalada ejerció durante el onceavos mes del año (78,7%), mientras que la industria automotriz se encontró en niveles de 38,7%.

Por otro lado, la Ciudad de Buenos Aires colocó con éxito la reapertura del bono BDC22. Tras recibir ofertas por un total de $10.000 millones, colocó $ 9.400 millones a una tasa BADLAR + 825 puntos básicos, comprimiéndose la tasa respecto a la reapertura de noviembre pasado en 460 puntos básicos. Según las autoridades del Ministerio de Hacienda la Ciudad, el producido de la colocación se destinará íntegramente a la cancelación de amortizaciones de deuda del año corriente.

El Directorio del Banco Central de la República Argentina lanzó, a través de la Comunicación A 6871, un nuevo instrumento financiero: “Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA”. El mismo ofrecerá, como mínimo, una tasa de interés que se ajustará según la fórmula UVA + 1% para las colocaciones en pesos a 90 días. La novedad del producto es que tendrá la opción de cancelación a partir de los 30 días, con un rendimiento superior a la tasa de plazo fijo tradicional. La tasa salida anticipada será equivalente al 70% de la tasa de LELIQ al momento de ingresar al instrumento.

Por otro lado, la entidad monetaria redujo del 52% al 50% la tasa de referencia de las LELIQ, en un comunicado que hizo alusión a que “las altas tasas de interés reales fueron inefectivas en generar una desinflación sostenible en el pasado reciente”. Esto demuestra el claro sesgo del BCRA en ir a un sendero decreciente de las tasas de interés reales, en vistas de una inflación ex ante que no cede. A su vez, a través de la Comunicación A 6869, la autoridad monetaria dispuso que las entidades podrán dar acceso al mercado de cambios para girar divisas al exterior, en concepto de utilidades y dividendos, a accionistas no residentes, sin la conformidad previa del BCRA, siempre y cuando sea en un plazo no menor a los 30 días corridos desde la liquidación del último aporte. Sin embargo, el monto total de transferencias por este concepto cursadas a través del mercado de cambios no debe superar el 30% del valor de los nuevos aportes de inversión extranjera directa en empresas residentes ingresados y liquidados a través del mercado de cambios.

En el plano internacional, China y Estados Unidos firmaron este miércoles la Fase 1 del acuerdo comercial que promete poner fin a la guerra de aranceles que sacudió a la economía mundial. El pacto reducirá algunas tarifas y hará que Beijing impulse la compra de bienes y servicios estadounidenses, desactivando así un conflicto de 18 meses entre ambas partes.

El gráfico de la semana


En la semana se conoció el dato de inflación de diciembre y, con ello, el dato anual completo del año 2019: el promedio de los precios al consumidor tuvo un aumento del 53,7% en relación al 2018. Más allá de que el foco de atención estuvo sobre este número, dado que es el guarismo más alto de los últimos 28 años, acercando un poco la lupa del análisis se alerta sobre una situación preocupante de cara a la evolución reciente y las perspectivas de desinflación para los próximos meses. Desde la implementación del cepo cambiario y, especialmente desde la puesta en marcha del “cepo hard”, la cotización oficial del dólar ha permanecido totalmente estable. En promedio durante noviembre la cotización aumentó solo un 2% (por efecto arrastre de octubre) y en diciembre no tuvo ninguna variación. Esta notable estabilidad cambiaria es reconocida por el propio equipo económico como una de las principales herramientas para controlar la inflación. La utilización del “ancla cambiaria” no es nueva en los intentos de estabilización argentinos. Lo notable es que en los meses recientes, la eficiencia del ancla cambiaria para moderar el aumento generalizado de precios estaría siendo muy pobre. En promedio, en el último trimestre del año, la tasa mensual de inflación fue de casi el doble que la tasa de incremento del tipo de cambio. Esto, a su vez, con las tarifas pisadas. Lo preocupante de esta situación es que si congelando una gran cantidad de precios de referencia no se logra moderar la tasa de inflación, el propio congelamiento deberá ser abandonado antes de tiempo debido al atraso que tendrán estos precios. Es necesario complementar el congelamiento de precios con señales fiscales, monetarios y de coordinación de expectativas para lograr un descenso real del ritmo de los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *