Invecq Consulting

Resumen semanal: del 18 al 22 de junio

Termina una semana muy agitada para la economía argentina que comenzó con las licitaciones llevadas a cabo los días lunes y martes y continuó con la aprobación oficial del acuerdo stand by con el FMI y la aclamada reclasificación a la categoría de emergentes, por parte de MSCI.

Estas últimas dos noticias generaron un buen clima y se espera para estos días una estabilización de la moneda local por la venta de 7.500 millones de dólares provenientes del primer desembolso del Fondo para calmar la demanda de divisas. Esto se llevará a cabo de manera progresiva, con licitaciones de u$s100.000.000 diarios durante los próximos 75 días hábiles.

En relación a la reclasificación realizada por Morgan Stanley, debería haber un reajuste de las carteras de los inversores extranjeros incorporando las acciones argentinas con una ponderación de alrededor del 0,5%.  Se espera, en una primera instancia, que se incluyan en el índice a compañías argentinas listadas en el exterior, fundamentalmente ADRs. Es importante mencionar que el índice se modificará en mayo del 2019, con lo cual no se esperan efectos inmediatos por el ingreso de dinero por parte de los fondos de inversión institucionales del exterior, pero sí un impacto positivo en la bolsa local vía expectativas.

Por otro lado, se conocieron los datos fiscales de mayo que mostraron una variación del resultado primario interanual de -71,3%, lo cual implica una fuerte reducción de los gastos fiscales en sintonía con los objetivos del Gobierno. Hasta el quinto mes del año, el camino hacia un menor desequilibrio fiscal viene muy bien, y es cada vez más probable cumplir con la meta oficial del 2,7% para diciembre de este año. También se conoció el avance del nivel de actividad del primer trimestre del año. El crecimiento fue de un 3,6%, previo a la inestabilidad generada los meses siguientes. En relación al consumo, el privado creció un 4,1% y el público cayó un 1,4%.

El INDEC presentó datos de las canastas básicas alimentaria y total, que arrojaron variaciones mensuales de 4,8% y 3,2% respectivamente. También se presentaron los resultados del primer trimestre del mercado de trabajo. La tasa de actividad fue del 46,7%, el empleo 42,4% y el desempleo 9,1% (estable respecto a la tasa de desempleo del mismo perídoo del año pasado).

Con respecto al comercio, las ventas de supermercado de abril tuvieron un incremento interanual de 17% y las de centros de compra un 22% en términos nominales, mientras que descontando el factor de aumento de precios, las ventas de supermercados cayeron (-2,1%) respecto de igual mes del año pasado y las de los shoppings tuvieron un nuevo crecimiento mensual, en este caso del 6% real. El Intercambio Comercial mostró un saldo comercial negativo, aumentaron las importaciones un 6,3% y las exportaciones cayeron un 6%, principalmente como consecuencia de los efectos de la sequía sobre las exportaciones de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario.

En relación a la licitación de las Lebacs, el resultado fue una tasa corta en 47% TNA, con una renovación parcial de los vencimientos (60%) con el objetivo de descomprimirlas. Se produjo una baja del stock de circulación, de valor nominal por $206.307 millones. Las entidades financieras que adquirieron bonos del Tesoro licitados esta semana, estarán sujetas a un aumento de encajes que disminuirán también el stock del circulante. Por otro lado, con el dinero en pesos recaudado por el Tesoro con estos bonos, ya se comenzó a precancelar las Letras Intransferibles del BCRA por $67.500 millones.

Luego de días muy complicados, comienzan a repuntar las acciones argentinas gracias a las últimas noticias de la semana. Entre las empresas que más crecieron se encuentran Grupo Supervielle (12,4%), Banco Macro (9,4%) y Pampa Energía (8,6%). Acorde a las expectativas, el Merval crece nuevamente luego de una caída muy importante a comienzos de la semana, incrementándose más del 8% desde el lunes.

El riesgo país, que se había incrementado significativamente,ha mostrado signos de disminución en la semana, aunque todavía se encuentra en valores muy por encima de los deseados.

 

El gráfico de la semana


El INDEC dio a conocer los datos del mercado de trabajo del primer trimestre del año. Con respecto al desempleo (9,1%), este se mantuvo prácticamente estable en relación al primer trimestre del año pasado (9,2%). Hacer una comparación con el trimestre inmediatamente anterior no es correcto debido al fuerte componente estacional que caracteriza al mercado laboral. Con respecto a los subocupados, la población demandante de empleo se mantuvo relativamente constante, con un pequeño incremento de 0,2 puntos llegando al 6,8%. Los no demandantes de empleo se mantuvieron cercanos en un valor del 3%.

Con respecto a la tasa de empleo, que fue del 42,4%, se produjo un crecimiento interanual de 2,2% en relación al primer trimestre del 2017, lo que implica que una mayor cantidad de personas se encuentran ocupadas respecto a un año atrás.

Otro factor relevante a tener en cuenta es la tasa de actividad, que presentó un importante aumento y se ubicó en el 46,7% de la población total. Si se la compara de forma interanual el incremento fue de un 2,6%. Es importante destacar este factor: el crecimiento de la población económicamente activa, es decir, un aumento en la cantidad de personas que se encuentran buscando activamente un empleo hubiera implicado, en caso de no encontrarlo, un incremento en la tasa de desempleo. Si esto no ocurrió fue por el crecimiento de la tasa de empleo. Es decir, más personas se encontraron buscando empleo durante el primer trimestre del año, pero la gran mayoría de ellas pudo conseguirlo reflejándose en una mayor tasa de ocupación y en una tasa de desempleo constante.

De todas formas, hay que tener en cuenta que, estos datos son representativos del primer trimestre del año, por lo que no incorporaron aún los efectos de la turbulencia cambiaria producida en los meses de mayo y junio. La fuerte devaluación del peso y la consecuente aceleración de la inflación, sumados a los efectos de la sequía tendrán un impacto negativo sobre la actividad y probablemente también sobre el empleo en los próximos dos trimestres. El repunte vendrá dado luego del acomodamiento de la economía a los nuevos valores tanto de la tasa de interés como del tipo de cambio.

 

 

 

Suscríbase sin cargo a nuestro Newsletter


Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.