Economía Resumen semanal
FacebookTwitterLinkedIn

RESUMEN SEMANAL: DEL 28 DE ENERO AL 1 DE FEBRERO

31 de enero

Finaliza el primer mes del año y frente al nuevo contexto la política monetaria se ajusta en pos de mantener un equilibrio cambiario que permita darle un poco de aire a la economía real. El reacomodamiento de las principales variables podría marcar un sendero, aunque moderado, de crecimiento para el 2019.

El Ministerio de Trabajo presentó los datos de empleo del mes de noviembre que mostraron una fuerte correlación con la caída del 7,5% de la actividad de aquel mes. Se obtuvo una caída interanual de 1,4% en el total de trabajadores registrados, lo que equivale a una reducción de 172 mil trabajadores. Los asalariados privados mostraron un descenso de 1,9% (118 mil trabajadores), y los públicos también se redujeron, pero de forma mucho más moderada (-0,2%). El sector de privados no asalariados, que suele verse particularmente afectado por la coyuntura económica, mostró una baja muy significativa (-1,7%) que equivale a 48 mil trabajadores. El Indec presentó el Índice de salarios del mismo mes que mostró un crecimiento mensual de 2,9%. Este se compuso por un incremento, en el sector registrado, de 2,6% en el privado y de 2% en el público. A su vez, el sector privado no registrado mostró un aumento de 5,3%.

El reciente Secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, decidió acotar la resolución 46/2017 que entregaba subsidios a las empresas que invirtieran en Vaca Muerta. Dicha resolución planteaba precios mínimos que las petroleras cobrarían por la explotación y posterior venta del gas obtenido en dichos yacimientos. Los precios mínimos son descendentes de la siguiente forma: en 2018 un valor de US$7,50 por millón de BTU, en 2019 un valor de US$7 por el mismo concepto y de US$6,50 en 2020 y US$6 en 2021. Ahora el conflicto con las petroleras radica en que solo se subsidiará el valor de los niveles de producción proyectados cuando las empresas presentaron sus proyectos de inversión y no por el volumen efectivo realizado, con el fin de reducir el costo fiscal que se destina a fomentar estas inversiones. Esto generó alarma en las petroleras cuya producción fue superior a la proyectada en una primera instancia.

En medio de un año en el que las exportaciones están puestas como el principal motor de la economía, el acuerdo con la Unión Europea en cuanto a la venta de biodiesel argentino es una gran noticia. Ante la posibilidad de obtener una sanción por una serie de subsidios al sector, finalmente esto fue descartado lo cual permite una ampliación de los mercados de exportación.

En el plano monetario, el Banco Central, que acumuló compras por US$ 560 millones durante el primer mes del año, se limitó a finalizar el mes con compras diarias de hasta 50 millones de dólares, a pesar de que el monto original se extendía hasta los 150 millones de dólares. De esta manera, la base monetaria se expandió en $ 20.877 millones, es decir, un 77,3% del límite mensual establecido, por lo cual el punto de partida para el objetivo de base en el mes de febrero será de $ 1.371.695 millones. Dicha expansión de pesos en la economía estuvo convalidada por el incremento en la demanda de activos locales, lo cual le dio un espacio a la tasa de política monetaria, que se redujo hasta un 53,68%. Por otro lado, las expectativas del mercado de una cierta estabilidad en las tasas de referencia de la FED impactaron positivamente en los mercados globales y produjeron un descenso del riesgo pais local que se establece en los 689 puntos básicos.

En términos internacionales, el Parlamento Europeo respaldó a Juan Guaidó como presidente interino legítimo, ante el rechazo de Maduro de realizar nuevas elecciones presidenciales.

El gráfico de la semana


En la semana se presentaron los números de empleo del mes de noviembre. No caben dudas de que la recesión que está transitando la economía argentina impide la creación de puestos laborales genuinos y la caída del empleo se ve levemente atenuada por la gran cantidad de trabajadores públicos. El contexto inflacionario, sumado a las altas tasas de interés y a la caída del salario real impide un crecimiento sostenido del empleo a largo plazo.

Con respecto a la totalidad de los trabajadores registrados, se produjo una caída interanual de 1,4% compuesta principalmente por una caída de 1,9% en los asalariados privados. Con respecto a los asalariados públicos, la caída respecto del mismo mes del año anterior fue de 0,2%, que representó una merma de 7 mil trabajadores.

Si se analiza de forma sectorial, las actividades más dinámicas de la economía se vieron fuertemente afectadas: la industria manufacturera presentó una caída del empleo de 5,2%, seguida por la construcción (-4%) y el comercio (-2,6%). Inevitablemente estos sectores se verán perjudicados en la medida en que la actividad económica no logre despegar y genere las condiciones necesarias para que los sectores productivos sean capaces de absorber trabajadores en el mercado laboral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *